Entradas

Redención

Abarqué ángulos que no encajaban con mis curvas ni con mis palabras
Porque nadie nos dijo si lo que nos daba de comer la mano estaba envenenado
Me llene las manos y la boca de agua estancada creyendo que era néctar de la flor del amor
Y me equivocaba
He tenido que perder y perderme para llenar mi pecho de aire 
abrirme las ventanas del corazón de par en par 
y sólo dejar pasar a quienes conocen el la melodía exacta con la que mi alma sonríe
Antes me daba miedo contar los amigos con los dedos de una mano.
Ahora lo agradezco
Y aún así no alcanzo a sostener tanto amor porque lo quiero todo pero sin posesión
Y lo tengo
Y no
Y abrazo, abrazo como nunca y me abrazo y...
Y no me canso
Y no tengo miedo
Sostengo mi mirada en mi en lugar de esquivarme como de costumbre
reconforta
Sana

Salva
Por fin.

Bipolaridad

Las ganas de explotar, tanto de rabia como a carcajadas Bipolaridad Hoy aquí, mañana quién sabe Polos opuestos que no se atraen y promesas que se cumplen Romances que se engañan y amantes que se quieren Y fueron infelices y remendaron cicatrices No queda tiempo o nos sobra Corre o corrámonos Lluvia en las pupilas o en las sábanas Piensa rápido y cágala, pero disfruta Pasa a toda hostia por mi columna vertebral y muero si te vas Come y deja comer, de arriba abajo Sé maleducado y hazlo con las manos, con la boca llena de mis labios Ten pájaro en mano y a mi libre por tu cuarto Aunque me gusta escaparme Aunque luego no me encuentres Frío, frío, templado y caliente, cada vez más caliente, ardiendo Te quemas, me hielas Invierno e infierno Tormento y tormenta sobre tu piel de gallina A, antes, bajo, tras, durante y hasta el cielo De tu boca Sácame en volandas y fóllame despacio, que tengo prisa Por quitarme las bragas, mientras yo te voy desnudando Florece en mí como la primavera, capullo. El tiempo hace heridas…

Septiembre

Huele a guerra interna y a sangre de menstruación. A heridas al aire con pedazos carcomidos de carne Oigo gritos de desesperación
y llantos de dolor que me resquebrajan el alma y me desangran las manos Me corto los pies descalzos
con trozos de corazones rotos Me estoy mordiendo la lengua
por no mandarme a la mierda Por no pedirme perdón en tantas ocasiones olvidadas
clavadas en los ojos. He vivido una vida no vivida Una historia nunca terminada de contar pero tampoco empezada Inexistente y agobiada Te dices que disfrutas
mientras en realidad no lo haces
porque tienes miedo sin saber que lo tienes
ni a qué. Y te haces ahogadillas a ti misma en el baño relajante de los domingos
y te rajas las venas con las hojas marcadas de tus libros preferidos Recitando uno a uno de memoria los versos subrayados de aquellos que te hicieron daño. Y tienes como oración las frases que te escribiste algún día y nunca te aplicaste.
Seco mis pesadillas con la delicadeza de una mariposa atrapada en una tela…

Impaciencia

Han desaparecido las listas de espera del calendario para volver a rozar tus labios
Como cuando el reloj de arena esta  a punto de acabar, y alguien le da la vuelta
Haciendo que todo se transforme en tormenta .
Y que el oasis que te mantenía con vida fuese una ilusión óptica. Había creído encerrarme en unos ojos que me contenían
como si fuesen las escaleras de Escher
dando vueltas y vueltas sin saber donde pararía. Siento un vacío hueco
por todo el cuerpo.
Tengo el corazón esperando desinflarse
como si de una atracción de feria se tratase
Y yo lo miro como un niño que no quiere que termine. Cuando grito lo que necesitaría
me responde un eco desde el otro lado de mi profundo costado
que dice "NO". No puedo con una guerra que me tiene de rehén
mientras me exige a mi misma un rescate cortándome uno a uno los dedos y la lengua.
Estoy rota por tantos sitios
que hasta la soga la estoy deshilachando.
Tengo tantas heridas que ni los besos me recompondrían.
No tengo fuerzas ni gana…

Naturaleza muerta

Me quedo inmóvil únicamente ante la presencia de mi alma en carne viva
Fijo mis ojos en un recuerdo olvidado del que desconozco su origen
y brotan de mis ojos las semillas impregnadas de un olor ya malherido por el tiempo
Húmedo e inconexo
Surgen de mi boca lágrimas herederas de un corazón náufrago que se desvió tantas veces de su rumbo que ya no sabe si es pájaro, sirena o todoterreno
Me observo en un reflejo que no existe y que distorsiona mi pecho en fragmentos
Tuve miedo de mi
Cuando debía temer al resto
Mi cuerpo exige reposo absoluto en una cabeza que mueve el mundo por un segundo de amnesia.
Inyecté veneno en los mismos labios que me devolvían los besos, y es que si no te besan las heridas también evitas infectarlas.
Escupo rabia a borbotones por las manos que antes perseguían lunares
Vomito sinsentidos exclamando venganza para unas heridas anestesiadas
Que ya ni sienten
Ni me padecen
Pero perecen en mi piel como cicatriz mal curada envuelta en suero de una verdad que no incumbe a nadie
y a…

Autoservicio

Estoy,
y me siento,
me siento de verdad
desnuda.
Indago en mi ombligo,
dónde todo empezó
en ocasiones algún que otro suspiro reza que ojalá no.
Lo callo.
O trato de taparle el aire apretando mis costillas
contra mis pulmones.
Silencio.
Subo hasta mi pecho.
Me encuentro con un latido que no contaba:
el de la esperanza que siempre llega tarde.
Se me marcan las clavículas,
joder, en otra época estaría contentísima
y ahora me cunde el pánico.
Joder, tengo tantas cicatrices de bala en esta piel blanca
y ninguna encontró su salida.
Y, en cambio, yo me topo con todas cerradas.
Sigo mi columna vertebral a la inversa.
Retomo el camino de mi nacimiento y llego a la tierra madre,
a dónde todo nace.
Hoy me siento un poco menos yo dentro de mi.
Y creo que me merezco estarlo
Rebusco en mi sexo la sed del amor no correspondido,
de las ansias de sentirse protegido,
del quebranto de una niña que ya no es niña y se necesita a ella misma.
Mis manos van por libre,
Ya no me pertenecen.
O tal vez lo hacen más que nunca.
Me r…

La danza

He llegado temblando
y ha acabado lloviendo.
Ha tronado sobre mis costillas tu voz
Y se me han doblado las piernas

Sobre ti

Gesticula mi mandíbula como si fuese a partirse
Como si me fuese a romper entre tus manos
Cuando lo que pido es desahacerme
Me ahogo en tu boca y en tus bajos
Has agarrado mi cara, 
ni que me fuese a escapar
Pero no me sueltes 
Has arañado mi espalda
Y no sé quién lo ha disfrutado más, tú o yo
Pero ahora tengo tu rastro en mi columna
Y moratones en la parte interna de mis muslos
No has dejado un ápice de mi sin descubrir,
besar,
lamer,
tocar,
palpar.

Me has tirado del pelo 
mientras jugabas con mi cuello
Consiguiendo erizarme el bello
Piden mis pechos que no te olvides de ellos, 
que los mezcles entre tu saliva y tus dedos

No paro de arquear mi cuerpo
Ven, no te vayas, quédate
Dentro.
Déjame seguir escalándote
Estar en tu cima
Que quieren mis clavículas seguir mirándote desde arriba
No cierro ni un segundo los ojos, no quiero perder tu imagen de mi retina

Quiero gritar, me da igual quien escuche